Consiste en la visualización y realización de procedimientos quirúrgicos a través de una pequeña cámara y canales de trabajo los cuales se colocan en el abdomen. Al minimizar el tamaño de heridas, disminuye el dolor y acelera la recuperación postoperatoria. Hoy en día es el método quirúrgico más utilizado para patologías oncológicas (cáncer) de la vía urinaria, malformaciones y algunos casos de litiasis (piedras).

12